< < volver al inicio

La Bodega Donostiarra, la de toda la vida, es un clásico con estilo renovado, que mantiene la tradición de sus pinchos. Cuida todos los detalles que necesita el cliente para que tenga la mejor de las experiencias. Ha sabido mantener una línea a lo largo de su trayectoria donde ha primado siempre la calidad, cuidando mucho la materia prima. En esta nueva etapa ha apostado además por trabajar a la parrilla con un horno Josper, una forma de cocinar el producto, noble, en el que no se pierde la textura, se ensalza el sabor y conservan las propiedades del producto, y además, se elaboran frente al cliente los pinchos fríos al momento pero con total agilidad.

Bodega-Donostiarra

Nuestra clientela es fiel: desde gente que viene a visitarnos a diario, o cada vez que acude a un concierto, hasta quien pasa una vez al año cuando viene al festival de cine o a jornadas y congresos. Quienes nos conocen (tanto clientes como profesionales y proveedores) confían en nosotros y nos han otorgado un merecido reconocimiento haciendo de la Bodega Donostiarra un lugar de prestigio en la ciudad de San Sebastián. Nuestro Indurain ha sido portada del libro “La Senda del pintxo” y entre otros hemos tenido el honor de contar con los siguientes galardones:

✫ Premio Más gastronomía 2018 al Indurain como “Pintxos para la Eternidad”
✫ Premio Más pintxos 2015 al Mejor tratamiento de Productos tradicionales
✫ Premio Yurrita
✫ Premio Pintxo Keler

Contamos con un equipo estable de profesionales con una gran capacidad de servicio, de trato amable y ágil, y eficacia notable.

Nuestra ubicación cercana al Kursaal y la playa de la Zurriola ha hecho revivir la calle en la que se localiza la bodega y se ha transformado en los últimos años en una de las calles de la ciudad con más ambiente y oferta gastronómica.

Es uno de los establecimientos de la ciudad con más vida. La culpa de esto la tienen la gilda, la tortilla de patata recién hecha, el Indurain, el mini completo y el mini de jamón que son sus productos estrella en barra, y en mesa, las brochetas a la brasa de pulpo y langostinos, el conejo a la brasa o la ensalada de tomate del bueno.